.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Procuraduría recula y deja sin efecto el traslado de Blas Peralta

SANTO DOMINGO.-Ante la oleada de críticas por el traslado del principal acusado del asesinato del exrector de la UASD, Mateo Aquino Febrillet, la Procuraduría revocó este mediodía la decisión de traslado del recluso Blas Peralta.
El procurador Jean Alain Rodríguez dijo que ordenó el traslado del transportistas luego de que se le hiciera una evaluación médica, la cual determinó que está estable de los problemas de salud.
En consecuencia, Blas Peralta será devuelto en las próximas horas a la cárcel de La Romana de donde había sido trasladado de manera subrepticia por orden de la Procuraduría al Centro de Corrección y Rehabilitación de Haras Nacionales.
Momentos antes de la decisión del procurador, estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se movilizaron en protesta contra la medida.
Para trasladar a Peralta de la cárcel de La Romana al “paradisíaco” Centro de Corrección y Rehabilitación para Adultos Mayores de Haras Nacionales, la Procuraduría alegó que el mismo padecía de diabetes aguda y que había perdido peso, inestabilidad de presión arterial y que todos esos males se les habían complicado con una hernia discal.
Sin embargo, hoy la misma Procuraduría reconoce que el estado de salud del imputado no es tan grave como para que amerite su traslado a Haras Nacionales, un centro al que solo envía a internos de más de 65 años.
Peralta tiene 60 años de edad. Es el principal acusado del crimen del exrector Aquino Febrillet, junto a Geraldo Bautista, Franklin Venegas y el excoronel de la Policía Rafael Herrera Peña, acusados de la muerte del exrector Mateo Aquino Febrillet.
Tan pronto se conoció de la orden de traslado a favor de Peralta, la esposa de Mateo Aquino Febrillet, Rita Solís, pidió a las autoridades explicar las razones del traslado del dirigente choferil Blas Peralta al Centro de Corrección y Rehabilitación Haras Nacionales.
Solis dijo sentirse sorprendida con el traslado y alega que Blas Peralta busca gestionar su libertad, ya que en marzo le fue impuesto cumplir un año de prisión en el Centro Correccional (Cucama) de La Romana como medida de coerción.
La decisión de trasladar a Peralta hacia una cárcel del nuevo modelo penitenciario, a pesar de estar acusado de un crimen que estremeció la conciencia de la sociedad dominicana, fue criticada duramente por diversos sectores de la población. Solo algunos comentaristas parciales del gobierno salieron en defensa de la medida, alegando razones humanitarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario