.

viernes, 7 de septiembre de 2018

Afirma hay empresarios viven de los pacientes

Santo Domingo. El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Jesús Castro Marte, aseguró hoy que hay grupos de empresarios que viven de los pacientes, y definió la ganancia que obtienen las administradoras de salud, como una explotación al pueblo.

Castro Marte, quien además es rector de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD), lamentó que el servicio que reciben los pacientes no sea de calidad, y opinó que “esa situación no debe seguir así”.

“Hay grupos de empresarios que están viviendo de los pacientes, porque los beneficios que reciben las ARS constituyen una explotación al pueblo dominicano. Yo creo que los beneficios deben ser para todos y que se mejoren los servicios que se ofrecen en los centros de salud, ya que los mismos no son de calidad”, aseguró el religioso.


Asimismo, rechazó las pretensiones de quienes buscan reformar la Ley 87-01, sobre seguridad social, para aumentar el rango de edad a 65 años para que un cotizante pueda recibir una pensión.


Castro Marte habló previo a un congreso sobre seguridad social organizado por la UCSD, en la sede de esa academia, ubicada en la avenida Bolívar, Distrito Nacional.
“La seguridad social debe estar acompañada de sensibilidad. Yo creo que en ese aspecto debe haber conciencia social”, agregó el sacerdote católico.

Sobre el tema también habló el vicerrector de Investigación de dicha academia, Francisco Cruz Pascual, quien consideró que la modificación de la ley 87-01 beneficiaría a los empresarios del área y afectaría a los sectores más pobres del país.
“Modificar esa ley para aumentar el rango de edad sería como la tragedia del Titanic en contra de los afiliados”, dijo Cruz Pascual.

Agregó que las propuestas que se hagan durante el congreso de tres días, serán entregadas a una comisión bicameral del Congreso Nacional, para que se conozca el parecer de la población sobre ese tema.

Muchos pacientes se quejan por los servicios que ofrecen las ARS y las trabas que esas empresas colocan a los contribuyentes para aprobarles un estudio.


Esta situación obliga a los pacientes a pagar por la mayoría de los estudios, lo que implica un mayor monto, al momento de pagar la diferencia que cobran las aseguradoras a los usuarios. “Esa es una situación que debe ser corregida y no estar pensando en aumentar el rango de edad para las pensiones de los trabajadores, ni mucho menos incrementar las cuotas que pagan los contribuyentes”, opinó Cruz Pascual.


Pidió a las autoridades analizar bien el tema para no afectar a los trabajadores y la clase media, quienes son los que más utilizan los servicios que ofrecen las aseguradoras a la población más pobre del país.


fuente:elnacional.com.do

No hay comentarios:

Publicar un comentario