.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Director regional de Salud: Unap trabajan a toda capacidad

Barahona.- La Región IV de Salud, integrada por las provincias Pedernales, Barahona, Bahoruco e Independencia, muestra un significativo avanza en cuanto al número de Unidades de Atención Primaria (Unap), visualizada como la puerta de entrada al sistema sanitario en la República Dominicana, una aspiración que en muchas zonas del país no se ha podido completar.

Las UNAP surgen con el objetivo de que los servicios de atención en salud a las personas estén organizados de tal manera que el acceso al sistema sea equitativo y cumpla con lo dispuesto en Ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS).

El doctor Luis Emilio Pérez González, Director de los Servicios Regionales de Salud, de la Región Enriquillo, consultado al respecto, dijo que se trata de prestar a través de las Unidades de Atención Primaria, un servicio centrado en el fomento de la salud, la prevención de las enfermedades, de vigilancia epidemiológica, de seguimiento a los pacientes en condiciones especiales, las cuales  deben cubrir las emergencias y la atención domiciliaria.

Pérez González, acompañado del doctor José Guillermo Beltré, Gerente Asistencia de la Regional IV de Salud, manifestó que se trata enfocada en las personas, cuyas unidades están dotadas de los recursos humanos requeridos, así como de medicinas e insumos para los pacientes atendidos.

Afirmó que el mandato es garantizar la prestación de la atención sanitaria que no conlleve una mayor consecuencia, ya que las Unap fueron creadas para dar respuestas en salud a la población que implique niveles de complejidad.

“Es decir,  el Estado es el garante de hacer efectivo el derecho a la salud de la población de manera equitativa, razonable y humana, lo cual se logra a través de las Unidades de Atención Primaria”, dijo el funcionario durante la entrevista con Listín Diario.

¿Cuántas hay y funcionan? 

El anestesiólogo Pérez González, manifestó que las provincias que componen la Región Enriquillo, están con sus Unidades de Atención Primaria completa, una ventaja en comparación con otras regiones de salud del país.

Manifestó que en la actualidad cuentan con 110 establecimientos correspondientes al primer nivel de salud (policlínicas y subcentros rurales, compuesta por 12 zonas y por tres áreas de salud, respectivamente.

Además, cuentan con 141 Unidades de Atención Primaria (Unap), diseminadas en las cuatro provincias, con una población aproximada de 400,000 habitantes. Cada una de estas Unap tienen asignado un médico y una enfermera, hasta dos enfermeras en algunos casos.

Para crear una Unap en una zona determinada se debe cumplir con unos requisitos indispensables: debe haber de 500 a mil familias, afirmando que se trata de la región que menos brecha tiene, debido a que de las 141 Una establecidas 110 son propias, mientras que las restantes 31 en establecimientos alquilados. 

Manifestó que hay otras que están siendo construidas, unas con recursos propios y otras con financiamiento externo, lo cual contribuirá a reducir aún más la brecha de los locales propios en comparación los alquilados.

Afirmó que en el cien por ciento de los casos aquí, se cumple con el requisito de que la puerta de entrada es el primer nivel de atención, señalando que cuando algún paciente acude a donde no debe es orientado y que dependiendo de su condición es enviado a la Una que le corresponde.

Cumplimiento

El doctor Pérez González, manifestó que debido a que toda la región está cubierta en cuanto a las Unidades de Atención Primaria, facilita que el mandato de que la “puerta de entrada” al sistema de salud sean las Unap.

Mientras que el doctor José Guillermo Beltré, Gerente de Asistencia de la Regional IV de Salud, que en cuanto al Primer Nivel de Atención (CPN), es otra de las ventajas, compuesta por 38 clínicas rurales y el sometimiento de otras 20, para un total de 58.

Señaló que tienen en construcción dos nuevos CPN: uno en Quita Coraza, El Peñón, Polo, dos en Santa Cruz de Barahona, otro en La Teja, dos en Galván, dos en Vicente Noble, uno en Tamayo y dos en el municipio de Los Ríos.

Descongestionamiento

El funcionario Pérez González, afirmó que esto en gran medida ha contribuido a descongestionar el principal centro de Salud de la Región Enriquillo: el Hospital Regional Universitario Jaime Mota, porque los centros municipales tienen capacidad resolutiva y “los casos que antes eran enviados directamente al hospital ya no tienen lugar”.

Manifestó que anteriormente se hacían 30 internamientos por día en hospital Jaime Mota, pero ahora, asegura el funcionaria solo son ingresados entre 1 y 3 pacientes cada día, lo que, a su juicio, es altamente positivo.

Indicó Pérez González que la meta es la de convertir el referido centro médico en un hospital de referencia regional, lo que se debe a que los centros municipales y clínicas rurales hacen las cosas que deben hacer, lo que significa una mejoría para el paciente, tanto en términos de seguridad como de gasto de bolsillo.

Sostiene que esto, además, ha contribuido positivamente en una baja en los indicadores de salud como: embarazos en adolescentes, con la implementación de la planificación familiar, por muertes maternas, prematuridad y neonatal, entre otros.

Adelantados al proceso 

El Director de los Servicios Regionales de la Región IV de Salud, dijo que están tan encaminados que, a su juicio, se están adelantando al proceso.

“Ya nosotros tenemos el proceso de habilitación del Primer Nivel: 38 para fines de habilitación y otra cantidad en la vía para completar el cien por ciento de los Centros de Primer Nivel habilitados”, explicó.

Precisó, además, que una vez con los CPN habilitados de manera definitiva estarían en condiciones de ofrecerle los servicios de salud a las ARS, tanto públicas como privadas, lo que aumentaría la capacidad de autogestión de esos centros con la captación de recursos económicos.

El doctor Beltré, indicó que otro elemento positivo es que ellos tienen los nombres comerciales de los 113 centros de salud de la región, mientras que todos los hospitales tienen sus nombres comerciales, los cuales están sometidos para su habilitación ante el Ministerio de Salud Pública.

“Algunos de ellos han recibido su habilitación definitiva como el hospital de Pedernales, el de Polo, el Regional Universitario Jaime Mota, que se la ganó en la evaluación que se le hizo, el de La Descubierta, el de Jimaní, el de Cabral”, indicó.

Reveló que para el próximo año todos los hospitales de la zona tendrán su habilitación, la licencia que le autoriza operar y en proceso los hospitales de Duvergé, Vicente Noble, entre otros.

Pérez González, dijo que para operar los y obtener los establecimientos deben cumplir con los requerimientos: planta en buen estado y condiciones, estar dotados de los recursos humanos y tecnológicos, poner en evidencia la cartera de servicios que brinda: laboratorio, consultas, área de emergencia, internamiento, quirófano y salas de parto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario