Al parecer, una chica de 13 años mandó una serie de mensajes amenazantes a través de mensajería instantanea a otra de 14 años por un asunto de celos cuando se encontraba en la puerta de su casa.

Posteriormente, la de 14 años bajó al portal y, tras una fuerte discusión a gritos, la asestó hasta 4 puñaladas, una en el cuello, otra en la nuca y otras dos en el tórax, aunque todas ellas leves.
Fueron los vecinos quienes alertaron a la Policía Nacional al presenciar la escena, que acudió en minutos al lugar de los hechos. Una de las patrullas que llegó al lugar comenzó la atención a la víctima, que posteriormente fue trasladada al Hospital Clínico San Carlos con pronóstico reservado.
Otra patrulla procedió a detener a la agresora, que se había escondido en la casa de una amiga y fue puesta a disposición de la Fiscalía de Menores.
Tomado de Gacetín Madrid