.

miércoles, 4 de marzo de 2020

Luis Abinader y el 52% de la encuesta Greenberg: los diez días de gloria de un candidato presidencial

OPINIÓN: La encuesta Greenberg-Diario Libre fue hecha en el momento menos indicado, si se buscaba tener una real radiografía del momento político de forma seria, honesta y responsable; como un estudio de mercado, no un mecanismo de mercadeo de un candidato.

Sin ser expertos en la materia, hubo personas que dieron los resultados de la encuesta, desde que fue anunciada por el digital de Diario Libre, el lunes.

Una encuesta, es un trabajo de campo que te mide la radiografía de ese momento, es una fotografía del momento; por lo que resulta extraño, que la empresa Greeberg cediera hacer el trabajo de campo entre el 21 y el 24 de febrero, cinco días después de la suspensión de las elecciones municipales del 16 de febrero.

Sin embargo, ya los datos del muestro arrojados están ahí, hay que darles uso, y se pueden sacar varias variantes y hacer otras tantas conjeturas.

El primer dato es que Luis Abinader ganaría en la primera vuelta, si las elecciones fueran hoy, con un 52%.

pero, caso error, porque hoy no son las elecciones, y es muy difícil que se vaya a suscitar otro episodio como el sucedido post elecciones municipales de febrero, y el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, alcanzó, en el peor momento del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, el tope de popularidad.

Sí, Luis Abinader alcanzó el tope, la cúspide de popularidad en esa encuesta, lo que significa, que, de ahora en adelante, comenzó un descenso estrepitoso.

Hoy, nueve días después de terminar la encuesta, Abinader no hay forma que tenga un 50% de preferencia del electorado.

En el momento que se hizo la encuesta, la población estaba incómodo, molesta, avergonzada y exigía que se esclareciera lo que había pasado en las elecciones municipales.

Cada tarde miles de jóvenes acudían a protestar en la Plaza de la Bandera y pedían la renuncia de la Junta Central Electoral (JCE), completa, y hasta del presidente de la República, Danilo Medina.

En los sectores de clase media y alta, sonaban los cacerolazos tres veces al día.

Todos los males, eran atribuidos al Gobierno, al PLD y a Gonzalo Castillo, candidato presidencial, con razón o sin ella; eso no está en discusión en este momento.

En ese momento, Luis Abinader debió sacar en una encuesta un 80%, no un 52%. Ese momento jamás se volverá a presentar.

Ahora bien, luego de recoger los datos de la encuesta, Castillo anunció la escogencia de Margarita Cedeño, como su compañera de boleta; se escogió a la Organización de Estados Americanos (OEA), por disposición y diligencias del Gobierno, para que junta a otros organismos internacionales, audite los equipos usados en las votaciones, y el presidente Medina hizo su rendición de cuentas.

Estos acontecimientos, suscitados luego de recogerse los datos de la encuesta, en nada favorecen al candidato del PRM, pero sí, podrían favorecer al aspirante del PLD, mejor conocido como El Penco.

La política no es estática, es momentánea, y es muy difícil, que un político mantenga una popularidad estática por mucho tiempo, y el que no crece lo suficiente cuando se deba aprovechar de una debilidad del contrario, luego lo lamentará.

Desde el 16 de febrero y hasta el 27 de febrero, cuando culminaron las protestas en la Plaza de la Bandera, con el extraordinario espectáculo artístico, Luis Abinader estuvo en el primer lugar, ese fue su gran momento de gloria, pero desde el mismo viernes 28 de febrero, las cosas pudieron haber comenzado a cambiar, y lo que el 24 era gris, es posible que hoy sea blanco.

Así que hoy, las cargas deben estar arreglándose, las cosas deben estar cogiendo su lugar, y es casi seguro que, si las elecciones fueran hoy cuatro de marzo, nadie ganaría en la primera vuelta, porque el 52% que amasó Abinader en esos más de diez días de gloria, es muy posible que hayan desaparecido y haya vuelto a la línea de los 40% y tantos.

Así que, a trabajar, porque el juego no se acaba, hasta que no se termina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario