.

jueves, 23 de julio de 2020

Elsa Peña Nadal a Diario Libre: “Joaquín Balaguer y sus esbirros no lograron pacificarme”


Peña Nadal sale al paso al director del periódico Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, a quien acusa de justificar en un editorial los crímenes que se cometieron en los 12 años del gobierno que presidió Joaquín Balaguer


Por Germán Reyes
Santo Domingo.- Elsa Peña Nadal se siente herida por el enfoque del editorialista del periódico Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, cuando trata de explicar las razones por las que el entonces presidente Joaquín Balaguer “pacificó” la nación luego de la revuelta de abril de 1965.

Y es explicable: en su presencia le fue asesinado su esposo, el dirigente revolucionario Homero Hernández, precisamente en aquella ocasión en que la nación habría sido sometida, según Tejada, a un proceso de “pacificación” que implicó 12 años de numerosos asesinados de ex combatientes de la revuelta de abril de 1965, igual que la prisión y deportación de centenares de desafectos al régimen.
Héctor Homero Hernández Vargas, nacido en La Romana en 1942, fue asesinado luego de que fuera conminado a desmontarse del vehículo en el que viajaba en compañía de Peña Nadal, embarazada de ocho meses. El incidente se produjo el 22 de septiembre de 1971 en la avenida San Cristóbal casi esquina Tiradente, en el ensanche La Fe del Distrito Nacional.

Homero Hernández

El tiroteo homicida fue perpetrado por agentes policiales comandados por el sargento Juan María Arias Sánchez, el mismo que también fue acusado el 17 de marzo de 1975 de ser el jefe del comando policial que asesinó al periodista Gregorio García Castro.
Lo que escribió Elsa Pena Nadal
Sería mucho pedirle al director de Diario Libre una explicación del significado de esta oración del editorial de hoy, titulado  “Visiones de estadistas”, cuando refiriéndose al gobierno de Balaguer dice: “La pacificación tiene otra historia, pero también tenía que hacerse”.                                                                        Será que “pacificar” para ti Adriano, consistió en matar del modo que fuere a varios  cientos de combatientes que sobrevivieron a la guerra de abril;  encarcelar por largos años y deportar a muchos de ellos y a todo el que se opuso a Balaguer durante los 21 años de sus gobiernos?                                                               Adriano, “Pacificar”  y “lo que tenía que hacerse” te parece a ti la cacería criminal de opositores políticos; sobre todo durante los tristemente célebres “doce años” de los gobiernos de Balaguer, un aliado de Trujillo, quien —partiendo de tu definición- también nos  “pacificó” pero durante 31 años?
Con razón fuiste un aliado incondicional y beneficiario de los gobiernos del PLD, presididos por Leonel y Danilo; y conste que muchos peledeistas  no comparten tus consideraciones aquí vertidas!.
Cuánto lamento, hasta las lágrimas por la impotencia, que en manos de un “comunicador” de tu categoría, descanse  la responsabilidad de un diario que llega gratuito a tantos hogares dominicanos!
Ante el confinamiento, me limito y permito echarle un  escupitajo a tu pobre y vergonzoso editorial de hoy porque a mi, Adriano-como a muchos otros- Joaquín Balaguer y sus esbirros, no lograron “pacificarme”.  Elsa Peña Nadal 22/07/2020
El editorial escrito por Adriano Miguel Tejada
“Visiones de estadistas
22/07/2020, 12:00 AM
El país ha tenido la dicha, luego del ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo, de que sus presidentes tenían una visión sobre hacia dónde debía ir la República Dominicana y han intentado aplicarla.
Bosch tenía una visión que implicaba preservar la libertad y dar motivos a los dominicanos para sentirse orgullosos de vivir y trabajar por nuestro país.
Balaguer, que subió al poder luego de una guerra civil, sabía de las carencias del país y se empeñó en construir presas y canales de riego, parques nacionales para preservar el medio ambiente y abrió el país al turismo. La pacificación tiene otra historia, pero también tenía que hacerse.
Guzmán sabía que tenía que desmantelar una estructura autoritaria y dar un nuevo respiro a la libertad y al respeto de los derechos y Jorge Blanco pudo, al menos, poner orden en las finanzas públicas con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
Luego del interregno de un Balaguer ya muy disminuido, llega al poder el Partido de la Liberación Dominicana con Leonel Fernández y su empeño de modernizar el país y crear una burocracia orientada al servicio.
Finalmente, vuelve Fernández insistiendo en su modelo de modernidad y luego Medina con su visión de inclusión de los sectores menos protegidos y el impulso a la educación, cuyos frutos todavía no se aprecian.
Por supuesto, cada etapa tuvo serios problemas para avanzar en sus propósitos nacionales porque todos dejaron enquistar a amigos y comerciantes y crearon oportunidades que han motivado la nueva visión: atacar la corrupción y eliminar la impunidad. Veremos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario