.

martes, 18 de agosto de 2020

Edgar Féliz dice que no se siente “tan contento” en los Comedores



Por Robert Vargas
Aunque otros “lo piden y lo golosean”, el nuevo Administrador de los Comedores Económicos del Estado, el barahonero Edgar Augusto Féliz Méndez, ha admitido que él no se siente tan a gusto con que el Presidente Luis Abinader lo designara en el cargo.

-“Lo confieso, no me siento tan contento con que me hayan enviado para acá”, dijo el funcionario al momento de tomar posesión del puesto, en la sede central de la institución en el barrio Los Mina, en Santo Domingo Este.

Ahora bien, ¿qué lo motiva a él para tener esa postura? Él mismo lo dijo:

-“Yo se que esto aquí no es fácil”.

A seguidas le dijo a su antecesor, el francomacorisano Juanito Andújar que él supone que los días más difíciles que este ha tenido son los que ha trabajado en los Comedores.

Juanito, un hombre de apariencia bonachona, tiene 77 años de edad, mientras que quien lo sustituirá tiene 59 años, pero aún así, este parece “temerle”  algo al cargo.

De no ser así, no habría admitido que “no está tan contento”.

Puede interesarle: El barahonero Edgar Augusto Féliz Méndez asume administración de los Comedores Económicos del Estado sin ningún incidente
¿Cuál es el problema?

Féliz Méndez lo explica con sencillez:

-“Viéndolo desde fuera, me luce que es un poquito difícil; hay que comenzar a cocinar a las cuatro de la mañana, y terminar a las seis o a las siete de la noche”, para comenzar el día siguiente con el mismo “ajetreo”.

Sin embargo, Juanito le dio una explicación al barahonero que puede llevarle tranquilidad a su espíritu.

Le dijo que él éxito de su gestión radicó en que usó al personal que encontró allí, con experiencia, para mantener toda esa maquinaria.

De hecho, en los Comedores Económicos del Estado hay empleados que trabajan allí desde los tiempos de Joaquín Balaguer (y ya están para pensión).

Remover a cualquiera de los empleados que trabajan en áreas sensibles y sustituirlos por algún improvisado puede provocar el caos, y con la comida y el estómago de la gente no se puede andar inventando.

Comprensivo, Féliz Méndez le dijo a Juanito que: “Usted puede estar seguro de que todo lo bueno que Usted hizo aquí, lo vamos a continuar”.

Pero el barahonero no se quedó ahí. Él aprovechó para lanzar no una “indirecta”, sino una advertencia que pareció un puñetazo en plena nariz a potenciales próximos funcionarios que se animen a ser corruptos.

–“Aquí nadie puede ganar más nada que lo que es el salario que le corresponde como servidor público. Quienes pretendan y entiendan que el beneficio tiene que ser más allá de eso”, tendrá que apartarlos.

Ya al final del encuentro, Féliz Méndez aprovechó para citar a su compueblano “El Penco”, Gonzalo Castillo, y exclamó: “¡A trabajar!”.

Y no es para menos puesto que en los comedores distribuidos en todo el país tienen comida cruda solo para este martes y el miércoles.

Sin embargo, según dijo Juanito, en los almacenes hay suficiente existencia para suplirlos a todos.

Además, el ex administrador le dejó un sobre con los “tickets” para combustible; le explicó que no le dejó deudas; también una lista completa de proveedores, incluidos aquellos a quienes solo hay que llamar para que cumplan su parte.

Es caso seguro que, en poco tiempo, aparecerán nuevos suplidores, aunque hay algunos que están en la lista desde hace varias décadas porque son muy buenos o porque “caminan muy bien”.

A lo mejor en poco tiempo  Féliz Méndez le toma el gusto al carguito, con el que ahora no se siente “tan contento”.

Tomado de Ciudad Oriental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario