.

miércoles, 19 de agosto de 2020

Mueren 17, incluidas diez mujeres y dos niños, en el naufragio de una embarcación cerca de Haití


Se teme que hayan muerto las más de 30 personas que viajaban apretujadas junto a mercancías en el velero Ancelita


Por Germán Reyes
Santo Domingo.- Al menos 17 personas murieron, entre ellas diez mujeres y dos niños, al naufragar una embarcación con más de 30 personas a bordo en las proximidades de la isla La Tortuga, según se informó de manera oficial.

De inmediato, el presidente haitiano Jovenel Moïse expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas.
Moïse anunció, asimismo, que dispuso el envío al lugar del siniestro de las brigadas que permitan localizar posibles sobrevivientes y los cuerpos sin vida, según un mensaje en su cuenta de Twitter.
“Me enteré con gran pesar de la noticia del hundimiento de un barco frente a las costas de la isla La Tortue. Las autoridades interesadas se movilizan para encontrar los cuerpos desaparecidos y posibles supervivientes. Comparto el dolor de familiares y amigos afectados por esta tragedia”, dijo Moïse.
El velero Ancelita
El gerente del Servicio Marítino y de Navegación de Haití (Semanah), Eric Prevost Junior, dijo que el velero Ancelita se hundió entre Saint-Louis del Norte y la isla Turtle, de acuerdo a datos publicados por el periódico haitiano Le Nouvelliste.
El velero, que tenía más de treinta personas a bordo, naufragó entre Saint-Louis du Nord y Turtle Island, dijo a Nouvelliste el gerente general del Servicio Marítimo y de Navegación de Haití (SEMANAH), Eric Prévost Junior, quien no pudo dar una cifra para los sobrevivientes.
“Ya hemos registrado más de 17 muertes, incluidas unas diez mujeres y dos niños. La investigación continúa”, explicó Eric Prévost Junior.
El pequeño velero, que transportaba tanto personas como mercancías, salió del puerto de Saint-Louis du Nord al mediodía de este del miércoles, 19 de agosto. «Por la sobrecarga y las ráfagas de viento, lamentablemente el velero se hundió», dijo el responsable de SEMANAH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario